El sector hostelero prevé cerrar el año con subida del 3 %, en línea con 2018

Vista general de la terraza de una bar. EFE/Kai Försterling/Arhcivo

Madrid, 3 dic (EFE).- El sector de la hostelería calcula que cerrará 2019 con una subida de su facturación próxima al 3 %, prácticamente el mismo aumento de 2018, cuando acabó el año con un volumen de ingresos de 123.600 millones de euros.

Así lo ha avanzado este martes el secretario general de la patronal Hostelería de España, Emilio Gallego, que ha sido más cauto al hacer previsiones de cara a 2020 debido a la situación de «inestabilidad política» y las señales de «desaceleración» que se detectan desde verano.

«2019 va a ser un año de récord, estaremos a un nivel muy parecido al del año anterior, porque aunque se ha deteriorado la actividad después del verano el ejercicio comenzó de forma muy potente», ha explicado.

Pese a los síntomas de ralentización que ya percibe el sector, Gallego ha apuntado que, mientras no se destruya empleo, el bajón económico «no tendrá una influencia importante en la hostelería».

Mención especial ha hecho sobre Cataluña, que de acuerdo con sus datos «está perdiendo oportunidades para crecer más por la desestabilización» vivida tras la sentencia del «procés»: las ventas en hostelería crecen en torno a un 1,5 %, cuatro veces menos que en la Comunidad de Madrid.

A la espera de que haya un acuerdo para formar Gobierno, el representante patronal ha instado al futuro Ejecutivo a tener en cuenta la importancia de la hostelería -sector que incluye tanto a la restauración como a los hoteles y alojamientos turísticos- en materia de empleo cuando se tomen decisiones de carácter fiscal.

«Hay que tomar medidas para resolver los desequilibrios que tiene la economía, como el déficit, pero uno de los rasgos del país es que todavía tenemos un desempleo muy alto. Por eso pedimos a los políticos que tengan inteligencia para que las medidas dirigidas a salvar el déficit no afecten a la creación de empleo», ha defendido.

En este sentido, ha destacado que el sector cerró 2018 con 1,7 millones de trabajadores, lo que supone un incremento del 4,3 %, equivalente a 71.000 personas más.

«Somos un 6,2 % del PIB -un cambio en la contabilidad del INE ha reducido su peso en la economía, que antes superaba el 7 %- pero un 8,8 % del empleo, sólo por detrás de comercio e industria», ha resaltado.

Uno de cada cinco empleos son autónomos, de acuerdo con los datos de Hostelería de España, cuyos responsables niegan el «sambenito» de ser un sector donde reina la precariedad laboral.

Gallego ha asegurado que pese a que suele considerarse que el sector presenta altos índices de contratos temporales, el número de empleados bajo esta modalidad «no supera los 60.000 o 70.000 empleos» en los momentos de máxima actividad, en julio y agosto.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion