Gobierno argentino niega que quiera entregar la soberanía de Malvinas al Reino Unido

En la imagen, el canciller argentino, Jorge Faurie,EFE/Archivo

Buenos Aires, 15 may (EFE).- El canciller argentino, Jorge Faurie, negó este miércoles que el Gobierno de Argentina vaya a «entregar» las Islas Malvinas al Reino Unido, con quien mantiene una disputa por la soberanía del archipiélago desde 1833, y defendió la política del Ejecutivo de Mauricio Macri con respecto a las islas.

Ante las reclamaciones de varios senadores de que existía una supuesta negociación pesquera por la cual consideran que se reconocería al Reino Unido como Estado ribereño, Faurie aseveró que «ni el presidente Macri ni ninguno de los funcionarios que han trabajado en ese tiempo han entregado las Malvinas a nadie».

Faurie, en la reunión de Relaciones Exteriores del Senado, afirmó que no hay «fundamento» para afirmar que Argentina negocia la entrega de sus recursos naturales, después de las críticas de la Gobernadora de Tierra del Fuego, la peronista Rosana Bertone.

Bertone levantó la voz y sostuvo que el Gobierno trabaja en el reconocimiento como Estado ribereño de Reino Unido a raíz de un problema pesquero existente y que atañe a la zona económica exclusiva de Argentina.

«Sería nefasto para nuestra reivindicación soberana sobre Malvinas», alertó el pasado lunes en sus redes sociales Bertone, de cuya provincia depende el archipiélago para Argentina.

Se considera Estado ribereño aquel que tiene una costa marina con sus propias aguas, y su aplicación en el caso de Malvinas, lugar donde argentinos y británicos libraron una guerra que culminó con victoria de los segundos en 1982, supondría dotar a Reino Unido del reconocimiento de sus derechos sobre esas aguas.

Faurie desmintió lo dicho por Bertone sobre una supuesta organización regional de ordenación pesquera y dijo que lo que se busca no afecta a la cuestión sobre la soberanía de estas islas del Atlántico Sur.

«La Cancillería tiene claro que no podemos hacer un acuerdo donde un país, que sería el Reino Unido, por la disputa que tenemos, pudiera ser reconocido por nosotros como Estado ribereño», insistió el titular de Relaciones Exteriores.

Aseguró que lo que busca el Gobierno es que varios países de los que hacen «pesca abusiva» -se refirió a China y España, además del Reino Unido- en el límite de la zona de aguas internacionales dejen de hacerla.

Ello afecta a Argentina porque varias especies marinas que viven entre los dos límites son pescadas por Estados extranjeros cuando estas están más allá, actividad que perjudica su conservación, según Faurie.

«Lo que ha hecho la Secretaría de Energía es conceder licencias de exploración en aguas del mar argentino, esto está dentro de las facultades de la Secretaría», explicó, antes de añadir que el Ejecutivo quiere que se pueda hacer «una explotación combinada con fuerzas productivas argentinas» que generen empleo local.

El canciller consideró además que el actual Gobierno trabajó en favor de la reivindicación argentina sobre Malvinas durante sus tres años y medio de mandato hasta el momento.

Se refirió, entre otras, a acciones como la que permitió identificar cerca de un centenar de cadáveres de soldados argentinos que murieron en la guerra de 1982 y que están enterrados en el isleño Cementerio de Darwin.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion