La APCE permite el regreso de la delegación rusa tras cinco años de ausencia

Imagen del secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland. EFE/Archivo

Estrasburgo (Francia), 24 jun (EFE).- La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) aprobó este martes pasada la medianoche un informe que abre la puerta al regreso de la delegación rusa a la Cámara, después de las sanciones impuestas hace cinco años por la anexión de Crimea.

La resolución, aprobada por 118 votos a favor y 62 en contra, posibilita excepcionalmente que la delegación rusa regrese en junio y no en enero como establece el Reglamento y pueda participar el miércoles en la elección del nuevo secretario general.

Salió adelante a pesar de las tres mociones para no debatir ni votar la resolución del informe y de las 220 enmiendas presentadas, algunas de ellas «presentadas para bloquear el proceso», según la presidenta de la APCE, Liliane Maury Pasquier.

Rusia dejó de pagar en junio de 2017 su contribución de 33 millones de euros anuales a la organización, lo que ha provocado una crisis financiera grave.

La ponente del informe «Reforzar el proceso decisorio de la Asamblea parlamentaria sobre los poderes y el voto», la ecologista belga Petra de Sutter, anunció un «debate acalorado» y así fue durante las nueve horas de discusiones con 70 oradores.

El informe, recordó, «responde a la petición realizada en la Conferencia de Helsinki de ministros de Exteriores del Consejo de Europa, que pidió el pasado 17 de mayo un procedimiento conjunto de reacción» para resolver la situación con Rusia.

Los portavoces popular, socialista y liberal reconocieron la divergencia de opiniones de sus grupos. Las delegaciones ucraniana, georgiana, británica y báltica se manifestaron contrarias al regreso.

«Churchill (uno de los promotores del Consejo de Europa en 1949) estaría boquiabierto», dijo el conservador británico sir Roger Gale, ante la intención de «asegurar las finanzas de la organización y perdonar las violaciones de Rusia».

Su compatriota laborista Donald Anderson, le apoyó con este resumen: «Estamos vendiendo nuestros principios por unos cuantos rublos».

Los parlamentarios favorables al regreso argumentaron que el abandono del Consejo de Europa dejaría a los ciudadanos rusos sin la posibilidad de recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para alegar cualquier vulneración de derechos humanos.

El máximo responsable del Consejo, Thorbjorn Jagland, respondió a las acusaciones de diputados ucranianos por haber dado acceso directo al excónsul general de Rusia en Estrasburgo, expulsado en 2018 por «espía», según un artículo publicado en «Le Monde».

«El artículo es totalmente falso», dijo Jagland, que añadió que no se había reunido nunca con Valery Levitsky, el diplomático aludido por el diario.

La Duma rusa enviará en las próximas horas el listado de la delegación que podrá incorporarse inmediatamente a la sesión.