Nabiax invertirá 150 millones en los centros de datos que compró a Telefónica

La recién nacida Nabiax, propiedad del fondo de inversión en Asterion, tiene previsto invertir 150 millones de euros en la mejora de los centros de datos que en julio pasado compró a Telefónica para tratar de convertirse así en el mayor gestor español de este tipo de infraestructuras. Foto cedida por Nabiax de su centro de datos en Alcalá de Henares (Madrid)

Madrid, 3 dic (EFE).- La recién nacida Nabiax, propiedad del fondo de inversión en Asterion, tiene previsto invertir 150 millones de euros en la mejora de los centros de datos que en julio pasado compró a Telefónica para tratar de convertirse así en el mayor gestor español de este tipo de infraestructuras.

«Estamos abiertos a la compra de nuevos centros, pero esos 150 millones son para crecimiento orgánico», ha explicado Emilio Díaz, consejero delegado de Nabiax, una empresa que se creó después de que Asterion, el mayor fondo de inversión de capital privado levantado en España para infraestructuras de telecomunicaciones, anunciara la compra de 11 centros de datos de Telefónica por 550 millones.

Según ha detallado en una presentación a agencias de noticias, la inversión es para mejorar la electrificación y refrigeración de los centros adquiridos y ampliarlos, especialmente los dos de España (donde gracias a ellos es la tercera mayor empresa del sector) y los otros dos de Brasil, que juntos suponen el 60 % de su negocio.

Respecto a la posibilidad e comprar más centros, el directivo -que trabajó en Indra por 27 años- dice contar con capacidad de inversión adicional y cita a Colombia como primer objetivo, aunque también iría a otros mercados si así se lo requiere algún cliente.

En cualquier caso, de momento Nabiax tiene cubiertas sus necesidades en España y en Latinoamérica, su segundo mercado prioritario y donde compró dos centros en Argentina, Brasil y Perú, uno en Chile y otro en Perú. Además cuenta con otro en Miami (EEUU).

Nabiax, cuyo principal cliente ahora es Telefónica, busca afianzarse entre los grandes proveedores de servicios en la nube pública (como Amazon, IBM, Microsoft, Google o Huawei), así como entre integradores mayoristas de sistemas, como Everis, Accenture o Indra, cuyos negocios están creciendo con fuerza gracias a la migración de servicios a la nube.

En España no descarta ampliar en regiones como el País Vasco o Cataluña si alguno de sus grandes clientes lo necesitara, pero de momento ya entre los tres mayores gestores de centros de datos, junto a Equinix y Interxion.

«Aspiramos a liderar el mercado español en dos o tres años», ha dicho Díaz, que ha reconocido que en América Latina hay empresas locales potentes, como Kio (fuerte en México y Centroamérica) y Sonda (Cono Sur y Brasil).

Con sus menos de cinco meses de vida y unos 40 empleados, Nabiax prevé ingresar entre 70 y 80 millones de euros anuales, aunque espera duplicar en cinco años sus ingresos y su resultado bruto de explotación.

«La aceptación (entre los potenciales clientes) está siendo muy positiva, porque todos los ‘hyperscalers’ (grandes proveedores de servicios en la nube) se están planteando que tienen que aumentar su presencia en España y en Latinoamérica», ha dicho Díaz, que asegura que sus competidores directos tienen una presencia muy «discreta» en Europa y «prácticamente inexistente» en América Latina.

Amazon, el mayor «hyperscaler», es el único que ha anunciado su intención de crear su propio nodo en España (Aragón), mientras que el resto no ha desvelado aún sus planes.

Huawei, por su parte, está en «stand-by» en Europa occidental a raíz de las dudas expresadas por algunos gobiernos sobre sus protocolos de seguridad aunque Latinoamérica es uno de su grandes objetivos, según ha recordado Eduardo Gómez-Leal, director de Estrategia y Comercial (CCO) de Nabiax después de haber pasado por Telefónica (durante 26 años) y la citada firma china.

Nabiax no oculta que está buscando también uno o varios integradores de sistemas, del estilo de Everis o IBM, con los que aliarse para dar servicio a grandes compañías que necesiten mirar sus operaciones a centros de datos externos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion