Global Fund:Las muertes por VIH, TB y malaria podrían duplicarse en 12 meses

– Informe COVID-19 de Global Fund: Las muertes por VIH, TB y malaria podrían duplicarse en 12 meses a menos…

– Informe COVID-19 de Global Fund: Las muertes por VIH, TB y malaria podrían duplicarse en 12 meses a menos que se tomen medidas urgentes

GINEBRA, 3 de julio de 2020 /PRNewswire/ — Un nuevo informe publicado por Global Fund hoy estima que los países afectados por VIH, tuberculosis y malaria necesitan urgentemente 28.500 millones de dólares estadounidenses para proteger el extraordinario progreso logrado en la lucha contra estas tres enfermedades en las dos últimas décadas.  

El informe, Mitigating the Impact of COVID-19 on Countries Affected by HIV, Tuberculosis and Malaria, se publicó hoy para destacar el impacto del COVID-19 y los recursos necesarios para proteger el avance frente al VIH, TB y malaria, enfermedades que aún matan a más de 2,4 millones de personas al año. Desde 2002, la alianza del Global Fund ha ayudado a salvar más de 32 millones de vidas y recortar las muertes por VIH, TB y malaria a casi la mitad desde el pico de las epidemias. La pandemia del COVID-19 amenaza ahora con invertir ese progreso.

Además del impacto directo del COVID-19, que podría ser catastrófico en los países más vulnerables, las estimaciones sugieren que las muertes por VIH, TB y malaria podrían duplicarse si los sistemas de salud están saturados, se interrumpen los programas de tratamiento y prevención y se desvían los recursos.  

Globalmente, esto significa que el impacto de muertes anual de VIH, TB y malaria podría remontarse a niveles no vistos desde el pico de las epidemias, invirtiendo casi dos décadas de progreso en las regiones más golpeadas.

«Lo que nos jugamos es mucho», dijo Peter Sands, director ejecutivo del Global Fund. «Los efectos en cadena del COVID-19 en la lucha contra el VIH, TB y malaria y otras enfermedades infecciosas podrían ser catastróficos. Mitigar ese impacto requerirá una actuación rápida, extraordinarios niveles de liderazgo y colaboración y recursos adicionales. Sobre todo, no debemos dejar a nadie atrás».

Para las comunidades más pobres y vulnerables afectadas por el VIH, TB y malaria, el COVID-19 representa una amenaza fundamental. No solo son extremadamente vulnerables al COVID-19, sino que también corren más riesgo de VIH, TB y malaria. El impacto económico del COVID-19 también tendrá más peso sobre dichas comunidades, de manera que las deficiencias nutricionales y el colapso de los servicios exacerbarán su susceptibilidad a la enfermedad.

Creando una respuesta efectiva al COVID-19 y mitigando el impacto en el VIH, TB y malaria requerirá significativamente más recursos de los que han estado disponibles hasta ahora. El Global Fund ha trabajado con socios para estimar las necesidades en los países en los que invierte en Global Fund. Estimamos que aproximadamente se necesitan 28.500 millones de dólares estadounidenses para los próximos 12 meses para adaptar los programas de VIH, TB y malaria para mitigar el impacto del COVID-19, formar y proteger a los trabajadores sanitarios, reforzar los sistemas de salud para que no se colapsen y responder al COVID-19, particularmente mediante pruebas, seguimiento y aislamiento y ofreciendo tratamientos cuando empiezan a estar disponibles (esto no incluye el coste de una vacuna).

El Global Fund reaccionó decisivamente a la emergencia del COVID-19, poniendo rápidamente a disposición mil millones de dólares estadounidenses para apoyar a los países en su respuesta a la pandemia, adaptar sus programas para el VIH, TB y malaria, y reforzar sus ya sobrecargados sistemas sanitarios. Sin embargo, estos fondos estarán casi totalmente desplegados para julio de 2020.

Teniendo en cuenta las contribuciones de los otros socios, y los mil millones de dólares estadounidenses que el Global Fund ya ha comprometido, el Global Fund estima que necesitaría 5.000 millones de dólares adicionales para los próximos 12 meses para mitigar el impacto del COVID-19 en países afectados por el VIH, la TB y la malaria.

Mantener el progreso frente a las tres enfermedades y luchar contra la nueva pandemia del COVID-19 requiere una amplia colaboración con gobiernos, socios técnicos, sociedad civil, sector privado y comunidades. El Global Fund es un socio fundador de la alianza ACT-Accelerator para acelerar el desarrollo, producción, acceso igualitario a las pruebas, tratamiento y vacunas del COVID-19. Estamos trabajando estrechamente con la OMS, el Banco Mundial, la Foundation for Innovative New Diagnostics (FIND), UNICEF, Africa Centres for Disease Control and Prevention, Unitaid y otros socios sanitarios para aprovisionar y desplegar los test de diagnóstico del COVID-19, equipamiento de protección individual para los trabajadores sanitarios, y otros suministros esenciales, y para reforzar los componentes principales de los sistemas sanitarios.  

Dado el papel del Global Fund como mayor proveedor multilateral del mundo de ayudas para la salud global y nuestro enfoque para luchar contra enfermedades infecciosas y reforzar los sistemas sanitarios, estamos posicionados inmejorablemente para ayudar a los países a responder a la pandemia del COVID-19 y mitigar el impacto en cadena sobre el VIH, TB y malaria.

Como en la lucha contra el VIH, la TB y la malaria, la respuesta global al COVID-19 debe trabajar con comunidades y socios para proteger los derechos humanos y abordar el estigma y la discriminación, particularmente entre poblaciones vulnerables.  

«Para proteger y sostener el progreso frente al VIH, TB y malaria, combatir el COVID-19 y salvar vidas, debemos unirnos para luchar», dijo Sands.

Para ver el informe completo, haga clic aquí.

Contacto:

Ibon Villelabeitia

+41-792-925-426